Google
 

3 ago. 2006

Iberia, Barcelona y una huelga.

Es mucho lo que se ha publicado estos días sobre la huelga de los empleados de Iberia en El Prat (Barcelona). Mi resumen de la situación sería el siguiente:

- Iberia anuncia hace unos meses una reducción de vuelos en Barcelona.

- Políticos y medios presionan a Iberia para que no se retire.

- Iberia decide situar en Barcelona su nueva compañía de vuelos baratos.

- AENA, organismo estatal, castiga a Iberia no renovando una concesión de servicios en el segundo aeropuerto español.

Es decir... Que Iberia decide eliminar algunas rutas (deficitarias todas) pero a cambio consigue que una nueva compañía opere desde Barcelona... Y como premio se queda sin buena parte de negocio en el aeropuerto de El Prat. Incomprensible. Tan incomprensible que los empleados de la compañía se lanzaron a una huelga salvaje que nadie supo parar y que afectó a más de 100.000 viajeros.

Gracias, gracias. Gracias a los empleados de Iberia, a los políticos y a todos los que han contribuido a dar esa imagen de España a nuestros turistas. Así vamos a llegar lejos.

{El contenido de esta entrada expresa la opinión de Finitiva sobre el particular}

No hay comentarios: