Google
 

6 oct. 2006

Ryanair quiere quedarse

La compañía irlandesa de vuelos baratos quiere quedarse... Quiere quedarse, que se sepa,

- en España; sus planes pasan por duplicar su actividad en nuestro país de aquí a 2012, con lo que se convertiría en la segunda aerolínea del país.

- con , la otra compañía irlandesa de vuelos baratos, sobre la que lanzó una OPA hostil hace escasos días.

Por el momento parece que se quedará en España, donde ya cuenta con sus primeras rutas domésticas (entre Gerona y los aeropuertos canarios de Tenerife y Fuerteventura). Quedarse con Aer Lingus es más complicado, ya que la OPA se ha encontrado con un fuerte rechazo. Los 1.480 millones de euros que Ryanair ha puesto sobre la mesa no parecen ser suficientes. Pese a todo, Ryanair cuenta ya con el 16% del capital de su otrora íntima enemiga, y no se puede descartar que se haga con nuevos paquetes de acciones en los próximos días.

Si los planes de expansión se cumplen, Ryanair volará en menos de 6 años desde 25 aeropuertos españoles (en estos momentos opera en 17), 5 de los cuales serían al mismo tiempo bases operativas de la compañía. Esta noticia viene acompañada de un titular: "España no es solo Madrid y Barcelona"; lo dijo Bernard Berger, director de Nuevas Rutas de Ryanair, y lo dijo solo unos días después de que EasyJet anunciara su intención de establecer en su base operativa en España.

Desde Ryanair han dejado claro que se sienten más cómodos en los aeropuertos que otras compañías consideran secundarios, y se atreven incluso a dar públicamente las gracias a Iberia por desdeñar estos aeropuertos. No hay que pasar por alto que las compañías de bajo coste han contribuido a revitalizar de forma muy importante la economía de aquellas zonas desde las que han decidido operar.

Las aerolíneas de vuelos baratos parecen vivir su mejor momento; ¿lograrán Vueling y Clickair hacerse un hueco en un mercado tan competitivo? El primer paso lo han dado ofreciendo el precio final de sus billetes desde el primer momento, un gesto que parece haber gustado entre los potenciales clientes.

1 oct. 2006

Kitzbuhel, paraiso alpino.

Kitzbühel es una localidad del tirol austriaco que cuenta con unos 10.000 habitantes y con algunas de las pistas de esquí más impresionantes de toda Europa. Situada en un enclave privilegiado de los Alpes, esta pequeña localidad se convierte durante el invierno en destino ideal para los amantes de la nieve, que se encontrarán a sus anchas en los 160 kilómetros de pistas de los que pueden disfrutar.

El aeropuerto más cercano es el de Innsbruck, aunque es mucho más fácil llegar por vía aérea a Salzburgo. La tercera opción es Munich, en Alemania. Hay vuelos baratos a estos tres aeropuertos desde Gatwick (Londres), y al de Munich desde varios aeropuertos españoles. La capital de Austria, Viena, se encuentra en el extremo opuesto del país. La mejor opción para llegar a Kitzbuhel es el tren, siempre desde Innsbruck.

Kitzbuhel es uno de los destinos más recomendables en invierno, ya que a sus excelentes pistas se une un ambiente muy tranquilo y casi familiar en los hoteles de la zona.

{El contenido de esta entrada expresa la opinión de Finitiva sobre el particular}