Google
 

16 nov. 2006

Cementerio de Pere Lachaise, Paris

El "Cimetiére du Père Lachaise", en París, atrae más visitantes que cualquier otro cementerio en el mundo. En un entorno siempre verde y perfectamente cuidado, más de un millón de tumbas aguardan a los visitantes. En este cementerio yacen, entre otros, el compositor Chopin; los escritores Molière, Apollinaire, Oscar Wilde, Balzac, Marcel Proust y Gertrude Stein; los artistas David, Delacroix, Pissarro, Seurat y Modigliani; los actores Yves Montand, Sarah Bernhardt y Simone Signoret; la cantante Édith Piaf; la bailarina Isadora Duncan y un interminable etcétera. Pese a este despliegue de lumbreras, la tumba más visitada es la de Jim Morrison, cantante de The Doors, que falleció en París en 1971.

Otro de los puntos del cementerio que concitan el interés de curiosos y turistas es la fosa común en la que yacen insurgentes comuneros abatidos a sangre fría por las tropas gubernamentales, acorralados junto a uno de los muros del recinto; fue hace ya más de 100 años, tras una cruenta batalla que tuvo lugar en el propio cementerio.

{El contenido de esta entrada expresa la opinión de Finitiva sobre el particular}

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy triste (y muy revelador) que la tumba de Jim Morrison reciba más visitas que la de Oscar Wilde. De esto al Apocalipsis hay un paso.

Anónimo dijo...

He estado buscando en mensajes anteriores, y ya habías hablado del cementerio de Venecia. ¿De verdad crees que hay gente que paga un viaje a ciudades como París o Venecia para ver un cementerio? Cementerios hay en todos lados, no sé qué tiene de interesante ver la tumba de Jim Morrison o la de Oscar Wilde por muy genios que fueran, cada cual a su manera.

París tiene mucho, muchísimo que ver... Podías hablar del Arco del Triunfo, por ejemplo, un monumento que recoge, a su manera, buena parte de la historia de Europa a principios del siglo XIX.